• Diseñamos tu sonrisa

    Diseñamos tu sonrisa

    18 de Enero de 2016 a las 10:46

    Sonrías como sonrías tenemos una solución para tí. 

    En una época como la nuestra en que la imagen ha adquirido una gran importancia, el poder mostrar una sonrisa bonita, saludable y segura es imprescindible para el éxito personal y social.

    Para conseguir el objetivo de tener una bella sonrisa disponemos de diferentes técnicas: ortodoncia, prótesis dental, restauraciones de composite (esmalte sintético), periodoncia, cirugía mucogingival, etc. 

    Con tantas posibilidades parece que conseguir una sonrisa perfecta será fácil, pero no es así. Se debe planificar el tratamiento integrando las necesidades estéticas y funcionales del paciente y mediante el uso combinado de las diferentes técnicas disponibles.

    La clave de un buen resultado estético está en dedicar suficiente tiempo para realizar un diagnóstico correcto y  una planificación óptima del caso, estableciendo así un adecuado protocolo de tratamiento, coordinando las diferentes especialidades odontológicas.

    En Clínica Dental Flores personalizamos el estudio de cada paciente para poder ofrecerles el tratamiento estético más adecuado. 

    Lo primero que debemos hacer en Cosmética Dental es hablar con el paciente, para descubrir sus deseos y compatibilizarlos con las posibles alternativas de tratamiento en cada caso. 

    La salud es lo primero, antes de iniciar cualquier tratamiento estético dental, la boca debe estar sana (sin caries, sin gingivitis ni periodontitis, sin focos infecciosos, ni alteraciones funcionales). 

    Se debe valorar la totalidad de la cara ya que la sonrisa forma parte del rostro (análisis facial). Además debemos determinar la posición, la forma y el tamaño correcto de los dientes relacionándolos con los labios (análisis dentolabial). La encía (análisis gingival) es el marco de la sonrisa por lo que debe estar sana, de color rosado y con el nivel y festoneado correcto. La salud de los tejidos debe prevalecer sobre cualquier planteamiento estético. La sonrisa es el espejo de tu salud.

    Todas las restauraciones dentales deben ser biológicamente compatibles. Dependiendo de la cantidad de modificación en la posición del diente será aconsejable emplear una técnica u otra (blanqueamiento, restauración de composite, carillas estéticas, coronas estéticas, etc.). Generalmente requeriremos una combinación de técnicas para lograr un mejor resultado.

    Sonríe más que nunca.




  • Prótesis, el arte de reponer piezas perdidas.

    Prótesis, el arte de reponer piezas perdidas.

    19 de Enero de 2016 a las 18:13


    La falta de una o varias piezas dentales produce:

    1. Problemas en la posición de las piezas dentarias remanentes en boca.
    2. Alteraciones en la oclusión (mordida).
    3. Disminuye la función masticatoria, lo que puede causar alteraciones digestivas;
    4. Patología en la articulación (ATM).
    5. Alteraciones en la fonación (pronunciación) de determinados sonidos.
    6. Falta de estética dental.
    7. Falta de estética facial, envejecimiento prematuro.
    8. Trastornos psicológicos en algunas personas.


    Todo ello hace necesario y recomendable la sustitución de las piezas ausentes mediante prótesis dentales que tienen como objetivo:

    1. La reposición total o parcial de las piezas ausentes.
    2. La reconstrucción de los dientes que han perdido estructura dental.
    3. La mejoría estética, ya sea de la forma, del color o de la posición dental. 
    4. Mejorar las funciones orales (masticatoria, digestiva y fonatoria).
    5. Evitar futuros problemas en la articulación temporomaxilar.
    6. Mejorar la autoestima al mejorar la imagen. 

    La rehabilitación oral protésica se puede conseguir por diferentes tipos de soluciones protésicas:


         Prótesis sobre uno o varios implantes

    Los implantes actúan a modo de raíz dental sobre las que se apoyan las estructuras protéticas, fijas o removibles, de una o varias piezas. Son la estructura más similar al diente natural, y su colocación se puede realizar en una sola fase (cirugía y carga inmediata) o dos fases (una quirúrgica y otra protésica). 

    Sus principales ventajas son la preservación del hueso alrededor del implante, y no requerir la preparación (tallado) de los dientes contiguos. Sobre los implantes se pueden elaborar estructuras protéticas fijas o removibles. Los implantes sólo se colocarán cuando no existan contraindicaciones patológicas o de hábitos nocivos. Sus principales inconvenientes son: su precio más elevado que el resto de tratamientos, y una duración de tratamiento más larga. 

    A veces es necesario regenerar tejidos (duros y blandos) antes de la colocación de implantes en zonas edéntulas con atrofia ósea. 

    La colocación de implantes requiere un estudio previo (radiográfico, modelos).


          Prótesis Fija

    La Prótesis Fija presenta la ventaja de permanecer fija en boca, siendo más estable y consiguiendo una mejor estética, función y naturalidad que la removible.

    Para realizarla es necesario que existan pilares de prótesis donde apoyarse. Estos pilares puede ser piezas naturales que queden en la boca, o bien, implantes colocados previamente en los maxilares.  La prótesis se puede cementar a un solo pilar (corona unitaria) o a varios pilares contiguos (puente fijo).

    En el caso de que los pilares sean dientes propios deben ser reducidos de tamaño (tallados) para conseguir un espacio que permita colocar sobre ellos la estructura protésica elaborada. Esta estructura puede ser unitaria (corona) o múltiple (puente fijo que sustituye una o varias piezas apoyándose en varios pilares).  El hecho de rebajar las piezas puede a veces provocar alteraciones de la sensibilidad, por lo que éstas,  pueden requerir tratamiento endodóntico.

    Con este tipo de prótesis se consigue una buena estética y la comodidad de no tener que extraerla al ser fija. Además de sustituir piezas dentarias este tipo de prótesis, también sirve para: mejorar ligeras malposiciones, realizar cambios permanentes de color en dientes con manchas, o envejecidos, y modificar la forma y el tamaño de dientes anómalos, consiguiéndo así diseñar la sonrisa adecuada al paciente. El tiempo de tratamiento es relativamente corto.

    Pueden elaborarse en diferentes materiales, en función de las necesidades del paciente. Actualmente existen materiales altamente estéticos, con los que se consigue un gran mimetismo con las piezas del resto de la boca. Esto se traduce en una sonrisa radiante, natural y funcional.

     

         Prótesis adhesiva de tipo Maryland

    Es una variante de la prótesis fija que se cementa sobre la cara interior de los dientes adyacentes. Su ventaja es que requiere poca preparación y su inconveniente es que se considera una solución temporal de longevidad variable.

     

          Prótesis parcial removible 

    Consiste en una estructura de acrílico y/o metal que sustituye a las piezas ausentes, apoyándose en la mucosa y en los dientes. El paciente  puede retirarsela de la boca para limpiarla.  Sus ventajas son: que es una prótesis económica, que se pueden añadir dientes adicionales en el futuro y que repone los tejidos perdidos (hueso, encía y dientes).

    Con este tipo de prótesis se puede restaurar correctamente la estética y funciones de la boca, pero al ser más voluminosa el periodo de adaptación que requiere es mayor que para la prótesis fija.

    La prótesis parcial removible se puede fabricar en diferentes materiales: 

    1. Con una estructura metálica sobre la que se apoyan los dientes y a la que van soldados unos retenedores o ganchos, cuya función es sujetar la prótesis a los dientes remanentes durante los movimientos de la boca.
    2. Con resinas que se adaptan perfectamente al contorno de la encía, fijándose mediante unos ganchos que pueden ser metálicos o de un material flexible (nylon) que es más estético.


         Prótesis removible total (completa) 

    Es una estructura de acrílico que sustituye a todos los dientes apoyándose en la mucosa

    Permite una buena estética porqué repone los tejidos pérdidos y evita el aspecto envejecido, rejuveneciendo al paciente. Se puede limpiar con facilidad ya que se hace fuera de boca. Requiere un periodo de adaptación variable, generalmente corto. Con el paso del tiempo se produce reabsorción ósea, por lo que se debe readaptar el contorno de la base de la prótesis a la nueva situación con rebases. 

    En casos de poco soporte óseo las prótesis pueden no ser tan estables; por lo que se puede optar, para mejorar la retención y estabilidad, por: utilizar adhesivos dentales  o colocar implantes.




  • Enfermedades y trastornos de la ATM

    Enfermedades y trastornos de la ATM

    25 de Enero de 2016 a las 19:53

    ¿Tiene dolor de cabeza o en la cara o cuello?

    ¿Le duele la cabeza, la cara o el cuello?
    ¿Tiene dolor al abrir la boca o masticar algún alimento?
    ¿Nota ruidos al abrir o cerrar la boca?
    ¿Le cuesta mucho abrir la boca?
    ¿Rechina o aprieta los dientes durante el día o la noche?
    ¿Se le ha desencajado alguna vez la mandíbula?
    ¿Ronca o tiene apneas del sueño?
    ¿Ha sufrido alguna vez algún golpe o traumatismo en la cara?

    Si ha contestado afirmativamente a una o más de estas preguntas puede que tenga algún trastorno en la articulación temporomandibular (ATM) o una patología musculotendinosa o dental relacionada con su boca.

    Se deben solucionar los problemas de ATM ya que pueden afectar de manera temporal o permanente la función de su sistema bucal. Puede tener dificultades a la hora de masticar, tragar, gesticular, hablar, e incluso, respirar.

    El síntoma más común a estos trastornos es el dolor, acompañado o no de disfunción. El dolor puede localizarse en cuello, hombros, cabeza, alrededor de los oídos, a nivel de la articulación de la mandíbula. Puede ir acompañado de rigidez muscular, chasquidos, limitación apertura bucal, zumbidos, disminución de la audición, mareos, o problemas de visión. El malestar ocasional en la ATM o en los músculos orofaciales es común y no es motivo de preocupación. Algunos pacientes con problemas de ATM también presentan otras afecciones dolorosas como fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, etc.

    El estrés ejerce un papel importante en el desarrollo o agravación de esta patología. También son factores predisponentes la ansiedad, la artritis, el bruxismo (rechinamiento de dientes), prótesis que no encajan bien, mal engranaje de los dientes, factores genéticos, etc.

    Este tipo de patología debe ser abordada en ocasiones de manera multidisciplinar tanto por: Médicos Estomatólogos u  Odontólogos, que complementarán su tratamiento con ayuda de Fisioterapeutas, Psicólogos, etc. 

    Esta patología afecta más a las mujeres que a los hombres y acostumbra a ser más frecuente en edades comprendidas entre los 15 y los 45 años.

    Los cuadros más frecuentes de desórdenes musculares son el bruxismo y de las artropatías las luxaciones, desplazamientos discales y bloqueos.

    El tipo y la localización del dolor nos ayuda a enfocar el diagnóstico, además de la exploración física (bucal y corporal), el estudio radiográfico y el oclusal.

    En el tratamiento de estos trastornos podemos utilizar desde el uso de un analgésico común u otros medicamentos, la corrección de hábitos nocivos (apretamiento de dientes, morderse las uñas, masticar chicle, etc.), aprendizaje de técnicas de relajación, masajes, corrección de la oclusión mediante prótesis adecuadas u ortodoncia, o la elaboración de una férula de descarga. Preferentemente se deben aplicar terapias simples, suaves, conservadoras y reversibles, evitando tratamientos más agresivos (cirugía de la articulación).




  • La Estética Rosa y su influencia en la salud bucal y general

    La Estética Rosa y su influencia en la salud bucal y general

    28 de Enero de 2016 a las 17:30


    Para tener una sonrisa radiante no sólo es necesario tener unos dientes sanos, blancos y bien alineados, sino que es imprescindible tener una encía sana. La encía influye en la estética de la sonrisa tanto como los dientes, ya que es el marco que los rodea. Al sonreír, se debe enseñar una cantidad determinada de encía que varía según el diente que cubre (nivel de encía y festoneado). El color de la encía debe ser sonrosado (el de la encía sana). La encía no debe presentar enfermedades periodontales, ya que tanto un exceso (hipertrofia, agrandamiento) como un defecto (retracción, diente largo) producen inesteticismos.  Por ello cuando diseñamos sonrisas hay que relacionar la estética de la encía (Estética Rosa) con el conjunto de los dientes (Estética Blanca) y la cara (principalmente labios), individualizando el tratamiento en función de cada paciente para lograr una armonía total.

    La enfermedad periodontal es una enfermedad que afecta progresivamente a los tejidos de soporte del diente, avanzando desde los más superficiales (encía) hasta los más profundos (hueso). De ahí la importancia de controlar los primeros signos de alarma de esta enfermedad. Se inicia por una acumulación de placa bacteriana que produce inflamación de encías (enrojecimiento y/o hinchazón) con sangrado espontáneo o al cepillado (excepto en fumadores). Esta placa bacteriana con el paso de los días se calcifica y forma el cálculo dental (sarro) sobre la superficie dental. Este primer estadio de la enfermedad de encías es la gingivitis. Si no se toman medidas, una higiene dental adecuada, y acudir al dentista para que elimine la placa y el sarro (detartraje), instrucciones básicas de higiene oral progresa y puede evolucionar a periodontitis.

    La periodontitis (piorrea) es la afectación de los tejidos de soporte dental (ligamento y hueso alveolar) se caracteriza por una destrucción progresiva del hueso que soporta el diente, evolucionando con el tiempo si no es tratada a movilidad dental y finalmente, pérdida de la pieza dentaria. Clínicamente podemos observar sangrado, encía inflamada con bolsas periodontales (mayor espacio entre encía y diente), retracción gingival con sensibilidad dental, molestias dolorosas, abscesos o flemones. El tratamiento consiste en eliminar los factores irritantes (placa, sarro y tejido infectado) mediante raspado y alisado radicular, y en fases más avanzadas, cirugía periodontal. Aunque los signos de la enfermedad periodontal hayan desaparecido con el tratamiento efectuado es imprescindible un mantenimiento con visitas periódicas al dentista para evitar la recidiva.

    La gingivitis y la periodontitis pueden mostrar diferentes grados de intensidad y evolución en función de la placa (cantidad y calidad), la reacción del huésped y los tratamientos aplicados. Tanto la gingivitis como la periodontitis pueden producir mal aliento (halitosis).

    Aproximadamente el 75% de los niños y jóvenes sufren gingivitis y el 50% de la población adulta padece periodontitis, estando avanzada en el 18% de los casos.

    Las enfermedades o infecciones de las encías pueden afectar a las personas de manera larvada sin producir ningún dolor antes, de ahí la importancia de visitas periódicas al dentista para que pueda diagnosticar a tiempo la patología.

    Es muy importante curar la gingivitis a tiempo, por ser la antesala de la periodontitis, la cual, afecta al hueso que afecta a los dientes hasta llegar a la destrucción.

    Una de las consecuencias más graves de las enfermedades periodontales es la pérdida de las piezas dentales, aunque también repercuten negativamente en la salud general: aumenta el riesgo cardiovascular (infarto de miocardio), la descompensación de la diabetes o el parto prematuro. Por eso, es muy importante diagnosticarla y tratarla cuanto antes. La artritis reumatoide también caminan juntas.

    Existe una relación directa entre la gravedad de la enfermedad periodontal y la severidad de la artritis. El exceso de inflamación es un rasgo característico de ambas. La manera en que se produce la destrucción de los tejidos que rodean al diente y de las articulaciones es muy parecida por lo que se deduce que comparten mecanismos patogénicos comunes. Se ha comprobado que algunas terapias pueden beneficiar a ambas enfermedades. Una buena salud de encías es aconsejable en pacientes con artritis reumatoide. La toma de determinados medicamentos que actúan sobre la inmunidad puede provocar un aumento de la susceptibilidad de infecciones, tanto a nivel general como en la cavidad oral, y pueden retardar la cicatrización de heridas. Otros fármacos de uso habitual pueden provocar como efecto secundario osteonecrosis.

    La periodontitis es una pieza clave en el síndrome metabólico. El síndrome metabólico alude a una serie de factores de riesgo cardiovascular relacionados por un nexo fisiopatológico común: la resistencia a la insulina. Según la OMS se considera que una persona padece este síndrome cuando presenta al menos tres de los cinco criterios siguientes: glucemia elevada, presión arterial elevada, colesterol HDL disminuido (colesterol bueno), triglicéridos elevados, y medidas de perímetro abdominal por encima de los 102 centímetros en hombres y 88 en mujeres (obesidad abdominal). Todo esto se asocia con un incremento en el riesgo de sufrir problemas cardiovasculares y diabetes. Las evidencias científicas coinciden en aproximar obesidad y periodontitis fijando la inflamación como principal punto entre ambos. El tejido graso es un tejido vivo que produce factores inflamatorios dando lugar a problemas cardiovasculares, arterioescleróticos y arteriotrombóticos. Por eso, es importante controlar el exceso de grasa en el organismo, para que no se activen los mecanismos que propician la inflamación.

    La asociación entre síndrome metabólico y enfermedad periodontal podría explicarse por compartir factores de riesgo, como la edad, el sexo, el tabaquismo o la obesidad.

    La infección bucodental es la puerta de entrada a una infección sistémica.

    La encía sana es un aliado en la lucha contra la diabetes. La diabetes triplica el riesgo de sufrir problemas en las encías como la periodontitis. A su vez, la periodontitis puede afectar negativamente al control del nivel de azúcar en sangre (glucemia).

    El Periodoncista es el responsable de proporcionar salud y estética a la encía. Es el encargado del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de los tejidos que soportan y rodean al diente (especialmente gingivitis y periodontitis). También mediante técnicas de cirugía plástica mucogingival, corrige las alteraciones de posición y contorno de la encía y en caso de ausencia de algún diente, el periodoncista se ocupará del estudio del hueso remanente para valorar la posibilidad de colocar implantes.

    No existe estética dental sin salud periodontal. La sonrisa sana es rosa. Los resultados estéticos sólo serán duraderos si existe salud sin inflamación de los tejidos.

  • Rejuvenece tu sonrisa con Carillas Dentales

    Rejuvenece tu sonrisa con Carillas Dentales

    1 de Febrero de 2016 a las 13:04

    Se utilizan en los tratamientos integrados de Estética Dental para modificar el color, la forma y el tamaño del diente, solucionando problemas estéticos (dientes separados, malalineados, manchados) y ofreciendo como resultado final una sonrisa natural y atractiva.

    Podemos ofrecer diferentes clases de carillas en función del material elegido para su confección. Tras un estudio individualizado de Diseño de Sonrisas podrá obtener una sonrisa de cine.

    Su elaboración es un procedimiento indoloro con resultados libres de sensibilidad, que permite un blanqueamiento permanente y duradero (porcelana). Es un tratamiento rápido y cómodo.

    La duración de las carillas depende del material del cual están fabricadas y de la utilización (uso o maluso) que se haga de ellas. Las carillas de porcelana pueden durar entre 5 y 10 años; y las de composite entre 5 y 7 años aproximadamente.

    Las carillas de composite son un sistema de restauración estética (de resina) que cubre toda la cara frontal del diente y permiten modificar la forma, la posición y el color del diente ya que se les puede dar el grosor que precisen. Se elaboran en una sola sesión. Son más económicas que las de cerámica ya que no precisan de la colaboración del laboratorio, ni el uso de provisionales. Con el paso del tiempo sufren desgastes y tinciones, pero se pueden pulir y reparar parcial o totalmente sin problemas.

    Las carillas de porcelana consiguen más luminosidad de manera permanente. Precisan de un mínimo de dos visitas (una para la preparación del diente y otra para su colocación), ya que se elaboran en el laboratorio a partir de un modelo obtenido de los dientes, confeccionando así unas finas láminas que se cementan posteriormente en el diente. Son altamente estéticas, invisibles y permiten un resultado de larga duración.

    Tanto las unas como las otras requieren de una escrupulosa higiene con revisión y limpieza profesional cada 6 meses. 

  • Ortodoncia. La sonrisa perfecta a tu alcance.

    Ortodoncia. La sonrisa perfecta a tu alcance.

    4 de Febrero de 2016 a las 11:02

    La Ortodoncia es el conjunto de técnicas dentofaciales cuyos objetivos son:

    ·         Corregir la colocación de dientes que han erupcionado en mala posición.

    ·         Favorecer el desarrollo y crecimiento de los maxilares.

    ·         Buscar el equilibrio de las funciones orales.

    ·         Eliminar dolores musculares.

    ·         Corregir malos hábitos.

    ·         En algunos casos, mejorar la posición dental para permitir la elaboración de prótesis bien adaptadas o crear espacio suficiente para la colocación de un implante.

    Las ventajas de realizarse un tratamiento ortodóntico son:

    ·         Mejorar la malposición dentaria.

    ·         Mejorar la oclusión, y consecuentemente la masticación y ensalivación de los alimentos.

    ·         Mejorar la pronunciación de determinados sonidos (ejemplo, la “C”).

    ·         Mejorar la higiene oral previniendo así futuros problemas como caries y periodontitis.

    ·         Evitar las tensiones en los músculos masticatorios, pudiendo mejorar a su vez dolores de cabeza tensionales, cervicales, lumbares y evitar contracturas crónicas.

    ·         Evitar futuros problemas de ATM.

    ·         Evitar bajo rendimiento escolar por falta de autoestima o problemas respiratorios.

    ·         Conseguir una sonrisa bonita, sana, natural y permanente.

    ·         Armonizar la boca con el resto del rostro favoreciendo una mejor estética facial.

    En la edad del desarrollo infantil, los padres deben prestar atención a:

    ·         Falta de espacio entre los dientes.

    ·         Pérdida prematura o tardía de las piezas de leche.

    ·         Anomalías en la erupción de algunas piezas dentales.

    ·         Respiración bucal.

    ·         Paladar estrecho.

    ·         Mandíbula desproporcionada (o muy pequeña o muy grande).

    ·         Dientes muy salidos o mal posicionados.

    ·         Hábitos orales como el uso prolongado del chupete, morderse las uñas o chuparse algún dedo.

    ·         No contactar los dientes en la zona anterior (mordida abierta).

    ·         Defectos en la pronunciación.

    ·         Masticación deficiente.

    ·         Deformaciones de la cara o de la boca.

    ·         Caries o fracturas en la los dientes de leche.

    Si crees que se está produciendo algún problema debes consultar con el ortodoncista para atajar el problema lo antes posible y simplificar el tratamiento. La visita periódica al dentista es la mejor prevención posible.

    Los dientes temporales o dientes de leche, cumplen importantes funciones para el normal crecimiento y desarrollo del niño, por lo que deben ser vigilados y tratados como si de la dentición permanente se tratara.

    Un aspecto importante a tener en cuenta es que hay mayor número de dientes permanentes que de temporales, por lo que habrá piezas dentarias como el “molar de los 6 años”, que no se cambian. Es normal observar espacios entre los dientes temporales ya que las piezas definitivas son de mayor tamaño.

    La mayor parte de las maloclusiones dentarias infantiles son originadas tempranamente por problemas funcionales y patológicos del aparato respiratorio superior (hipertrofia cornetes, amigdalitis de repetición, etc.). Al obstruirse la vía nasal de respiración, el niño respira por la boca y los maxilares no se desarrollan debidamente, teniendo todo esto repercusión en la salud oral tanto en la aparición de caries, como de malposiciones dentarias.

    En la edad adulta, muchos pacientes que no han realizado la recolocación de las piezas dentarias en malposición cuando eran adolescentes, por miedo o por otros motivos, tienen la oportunidad de disfrutar de una sonrisa armoniosa y alcanzar una salud integral. La edad ya no es un inconveniente a la hora de realizar un tratamiento de ortodoncia. Podemos tratar tanto a niños, como a adolescentes y adultos con un gran abanico de técnicas a aplicar.

    Tras un estudio detallado (fotográfico, radiográfico, de modelos, y clínico) se determina en función de las necesidades y expectativas del paciente, iniciar o no el tratamiento de ortodoncia. Se pueden elegir brackets metálicos (convencional) o técnicas más estéticas.

    Entre las técnicas estéticas se dispone de:

    ·         Brackets estéticos (de cerámica o zirconio)

    ·         Ortodoncia invisible:

    o   Ortodoncia lingual.

    o   Alineadores transparentes (Invisalign, Clear Aligner, Alineadent).

    La técnica más común de ortodoncia fija es el bracket metálico, que se ha visto mejorado y superado con los últimos avances tecnológicos, con la  utilización de brackets deautoligado (Sistema Damon). Este sistema presenta como principales ventajas un bracket de pequeño tamaño, muy discreto, y que  no precisa ligaduras. Ésta es la causa de que se produzcan menos llagas y rozaduras en la boca, resultando más cómodos que los brackets metálicos tradicionales. El hecho de no usar ligaduras y su pequeño tamaño también favorece la higiene dental. Acelera el movimiento dentario acortando el tiempo total de tratamiento al conseguir reducir la fricción entre los diferentes componentes del sistema. Los arcos de alambre utilizados en este sistema son de última generación y consiguen un movimiento dentariomás eficaz y en menos tiempo.

    Los alineadores transparentes son una tecnología innovadora, totalmente digitalizada, consiguiendo así una máxima precisión gracias al uso de alineadores activos  que ejercen una ligera presión enderezando los dientes de forma progresiva, sin necesidad de brackets ni alambres. Son prácticamente invisibles. Son removibles, por lo que te los puedes retirar para comer, para mantener una buena higiene bucal, y no llevarlos durante ocasiones especiales como bodas, reuniones importantes, etc. Cada alineador controla el grado de movimiento deseado. La duración total del tratamiento depende de su complejidad.

    Somos especialistas en ortodoncia invisible y en ortodoncia de última generación.

  • Ilumina tu sonrisa con el blanqueamiento dental

    Ilumina tu sonrisa con el blanqueamiento dental

    5 de Febrero de 2016 a las 12:28

    El blanqueamiento dental consiste en aclarar el color de las piezas dentales oscurecidas o manchadas. Actualmente en el mercado existe una amplia gama de productos que se pueden utilizar con buenos resultados, pero sólo la supervisión del dentista garantiza su éxito.

    El lucir unos dientes más blancos es uno de los deseos más extendidos entre los pacientes y conseguir así una sonrisa más blanca y brillante. Podemos blanquear los dientes de forma eficaz y sin sufrir efectos adversos con materiales adecuados que refuercen el esmalte, disminuyan la sensibilidad y eviten futuras caries.

    Las decoloraciones dentarias puede ser causadas por agentes externos: té, café, tabaco, vino, etc., o a consecuencia de enfermedades (porfiria), lesiones (traumas), tratamientos médicos farmacológicos (tetraciclinas), factores genéticos. Las manchas causadas por agentes externos suelen ser más superficiales y de más fácil eliminación.

    El envejecimiento también afecta a los dientes que se oscurecen con la edad. El blanqueamiento dental es preciso para rejuvenencer la sonrisa y el aspecto general.

    El blanqueamiento profesional es la mejor opción para aclarar con seguridad los dientes decolorados. Cualquier blanqueamiento precisa de un diagnóstico odontológico previo:

    ·         para ver el grado de afectación de las diferentes capas del diente,

    ·         la causa o el origen de dicho oscurecimiento,

    ·         los productos o las técnicas de blanqueamiento a utilizar,

    ·         la necesidad de realizar otros tratamientos odontológicos complementarios.

    ·         examinar los tejidos blandos de la cavidad oral descartando patologías previas (aftas, herpes simple, etc.),

    ·         examinar los dientes, para ver si existen caries, dientes fracturados, empastes en mal estado, etc.

     Se realiza un tratamiento de detartraje previo para eliminar placa dental y pigmentos exógenos.

    Existen diferentes Técnicas de Blanqueamiento Dental y una amplia gama de productos para aplicar sobre la superficie dentaria. Los productos se diferencian en su composición, concentración, sabor y resultados. Lás técnicas de aplicación pueden ser de uso clínico exclusivo, de uso domiciliario y uso mixto (combinando ambos), esta última técnica es la que ofrece los mejores resultados. Es imprescindible un control con revisiones periódicas del dentista.

    La estructura del diente con la aplicación de los productos blanqueadores adecuados no se altera, simplemente cambia el color que se hace más claro. Los productos de blanqueamiento dental actúan porque penetran a través de esmalte y/o dentina liberando gran cantidad de oxígeno. Las obturaciones antiguas (empastes) o prótesis como coronas que tenga en boca el paciente no se blanquean con estos productos por lo que tal vez precisarán renovarlas tras el tratamiento de blanqueamiento de los dientes naturales. El tratamiento está contraindicado en embarazadas y niños.

    Cuando se ha conseguido el color deseado es preciso evitar los factores externos desencadenantes para que no se vuelvan a oscurecer.

    En algunos casos el blanqueamiento precisa complementarse con obturaciones de composite,  carillas o fundas.

    Es importante tener expectativas realistas y dejarse aconsejar por un profesional para conseguir  una sonrisa que brille con luz propia.

  • Implantes Dentales. Recupera tu función de una manera segura.

    Implantes Dentales. Recupera tu función de una manera segura.

    8 de Febrero de 2016 a las 16:13

    Odontología de última generación.

    Los implantes dentales son aditamentos generalmente de titanio, que se usan a modo de raíces dentales artificiales. Una vez osteointegrados (unidos al hueso)  permiten sustituir dientes ausentes o perdidos por cualquier causa, construyendo sobre ellos prótesis estables.

    En toda rehabilitación implantológica debemos distinguir entre:

    ·         Implante dental (lo que queda anclado en el hueso a modo de raíz artificial).

    ·         Pilar transepitelial (parte que da continuidad al implante fuera del hueso y permite el asentamiento de la prótesis).

    ·         Corona o prótesis.

    La Osteointegración del implante es un proceso biológico en el que se establece una unión entre el hueso y la superficie del implante, requisito imprescindible para el éxito de la prótesis sobre implantes.

    Los implantes sirven:

    ·         Para reponer dientes perdidos.

    ·         Permite la reposición de dientes individuales sin tallar las piezas adyacentes.

    ·         Para obtener sujeción y estabilidad en prótesis dentales removibles o fijas.

    ·         Permite confeccionar prótesis removibles en maxilares con poca estructura ósea.

    ·         Mantener el volumen óseo.

    ·         Evitar el aspecto de cara envejecida

    ·         En tratamientos ortodónticos para facilitar ciertos movimientos ortodónticos.

    ·         Para poder masticar con fuerza.

    La planificación del caso es distinta en cada caso y debe ser personalizada tras un estudio detallado del paciente (historia clínica, modelos, férulas, radiografías varias, etc.).

    Una vez el paciente ha optado por realizarse una rehabilitación oral sobre implantes, el tratamiento consta de varias fases:

    ·         Una o varias actuaciones quirúrgicas.

    ·         Fase protésica.

    ·         Mantenimiento.

    Los procedimientos de fijación quirúrgica de los implantes se realizan bajo anestesia local. Es un procedimiento rápido y poco invasivo, por lo que en el postoperatorio generalmente sólo se  presentan ligeras molestias. Actualmente se puede hacer cirugía guiada mínimamente invasiva (sin levantar colgajo) que mediante la utilización de una férula quirúrgica ayuda al cirujano a colocar en el lugar adecuado los implantes. Esta férula está diseñada por ordenador basándose en la prótesis definitiva.

    Entre la inserción del implante y la rehabilitación protésica se requiere un tiempo de cicatrización (osteointegración del implante) que varía según los casos. Si el paciente lo desea puede elaborarse una prótesis provisional. En casos favorables se puede realizar dientes fijos inmediatos.

    En algunos casos no hay suficiente cantidad o calidad de hueso o encía para colocar implantes. Entonces deberemos proceder a realizar técnicas de regeneración de tejidos (duros y/o blandos), tales como injertos de tejidos del propio paciente o de materiales sintéticos que los sustituyan.

    Durante el periodo de espera se deben cumplir una serie de requisitos que nos eviten las complicaciones. Entre ellos cabe destacar:

    ·         Higiene bucal óptima, nos evita la infección

    ·         No fumar, los fumadores presentan mayor riesgo de complicaciones ya que el tabaco afecta a la osteointegración.

    ·         En el caso de usar prótesis provisionales las cargas funcionales puede interferir en el proceso normal de integración entre el implante y el hueso.

    Cuando los tejidos alrededor del implante (hueso y encía) estén preparados para recibir fuerzas se iniciará la fase protésica (toma de medidas, registros oclusales, elaboración de la prótesis correspondiente). Este procedimiento es complejo y requiere de un número variable de visitas.

    El éxito a través del tiempo de los implantes requiere una adecuada vigilancia y cuidados de mantenimiento periódico para detectar cualquier situación desfavorable que pudiera producirse los más pronto posible y actuar en consecuencia. Se deben evitar en todo momento los factores de riesgo ya citados (higiene deficiente, tabaco).

    El tratamiento mediante implantes conlleva un coste superior frente a las alternativas convencionales de prótesis. Cuando la valoración del tratamiento se hace en función de los  beneficios obtenidos, la relación coste-beneficio es normalmente más favorable que cualquier otra alternativa.

    Al igual que ocurre con el resultado de otros tratamientos odontológicos y médicos, la permanencia en boca de los implantes y de la rehabilitación protésica que soporta, depende en gran medida de las características anatómicas y fisiológicas del paciente y de sus hábitos, así como del tipo de alteración que haya causado la pérdida de los dientes.

    En nuestra clínica dental utilizamos materiales de primera calidad, además somos especialistas en técnicas de Cirugía Oral, Periodoncia e Implantología y Rehabilitación Protésica; cubriendo el mismo equipo médico las distintas fases del tratamiento implantológico (regeneración de tejidos, colocación de implante o implantes, elaboración de la solución protésica, y mantenimiento) sin necesidad de diferir el paciente a ningún otro centro médico.