Publicado: 4 de Febrero de 2016 a las 11:02

La Ortodoncia es el conjunto de técnicas dentofaciales cuyos objetivos son:

·         Corregir la colocación de dientes que han erupcionado en mala posición.

·         Favorecer el desarrollo y crecimiento de los maxilares.

·         Buscar el equilibrio de las funciones orales.

·         Eliminar dolores musculares.

·         Corregir malos hábitos.

·         En algunos casos, mejorar la posición dental para permitir la elaboración de prótesis bien adaptadas o crear espacio suficiente para la colocación de un implante.

Las ventajas de realizarse un tratamiento ortodóntico son:

·         Mejorar la malposición dentaria.

·         Mejorar la oclusión, y consecuentemente la masticación y ensalivación de los alimentos.

·         Mejorar la pronunciación de determinados sonidos (ejemplo, la “C”).

·         Mejorar la higiene oral previniendo así futuros problemas como caries y periodontitis.

·         Evitar las tensiones en los músculos masticatorios, pudiendo mejorar a su vez dolores de cabeza tensionales, cervicales, lumbares y evitar contracturas crónicas.

·         Evitar futuros problemas de ATM.

·         Evitar bajo rendimiento escolar por falta de autoestima o problemas respiratorios.

·         Conseguir una sonrisa bonita, sana, natural y permanente.

·         Armonizar la boca con el resto del rostro favoreciendo una mejor estética facial.

En la edad del desarrollo infantil, los padres deben prestar atención a:

·         Falta de espacio entre los dientes.

·         Pérdida prematura o tardía de las piezas de leche.

·         Anomalías en la erupción de algunas piezas dentales.

·         Respiración bucal.

·         Paladar estrecho.

·         Mandíbula desproporcionada (o muy pequeña o muy grande).

·         Dientes muy salidos o mal posicionados.

·         Hábitos orales como el uso prolongado del chupete, morderse las uñas o chuparse algún dedo.

·         No contactar los dientes en la zona anterior (mordida abierta).

·         Defectos en la pronunciación.

·         Masticación deficiente.

·         Deformaciones de la cara o de la boca.

·         Caries o fracturas en la los dientes de leche.

Si crees que se está produciendo algún problema debes consultar con el ortodoncista para atajar el problema lo antes posible y simplificar el tratamiento. La visita periódica al dentista es la mejor prevención posible.

Los dientes temporales o dientes de leche, cumplen importantes funciones para el normal crecimiento y desarrollo del niño, por lo que deben ser vigilados y tratados como si de la dentición permanente se tratara.

Un aspecto importante a tener en cuenta es que hay mayor número de dientes permanentes que de temporales, por lo que habrá piezas dentarias como el “molar de los 6 años”, que no se cambian. Es normal observar espacios entre los dientes temporales ya que las piezas definitivas son de mayor tamaño.

La mayor parte de las maloclusiones dentarias infantiles son originadas tempranamente por problemas funcionales y patológicos del aparato respiratorio superior (hipertrofia cornetes, amigdalitis de repetición, etc.). Al obstruirse la vía nasal de respiración, el niño respira por la boca y los maxilares no se desarrollan debidamente, teniendo todo esto repercusión en la salud oral tanto en la aparición de caries, como de malposiciones dentarias.

En la edad adulta, muchos pacientes que no han realizado la recolocación de las piezas dentarias en malposición cuando eran adolescentes, por miedo o por otros motivos, tienen la oportunidad de disfrutar de una sonrisa armoniosa y alcanzar una salud integral. La edad ya no es un inconveniente a la hora de realizar un tratamiento de ortodoncia. Podemos tratar tanto a niños, como a adolescentes y adultos con un gran abanico de técnicas a aplicar.

Tras un estudio detallado (fotográfico, radiográfico, de modelos, y clínico) se determina en función de las necesidades y expectativas del paciente, iniciar o no el tratamiento de ortodoncia. Se pueden elegir brackets metálicos (convencional) o técnicas más estéticas.

Entre las técnicas estéticas se dispone de:

·         Brackets estéticos (de cerámica o zirconio)

·         Ortodoncia invisible:

o   Ortodoncia lingual.

o   Alineadores transparentes (Invisalign, Clear Aligner, Alineadent).

La técnica más común de ortodoncia fija es el bracket metálico, que se ha visto mejorado y superado con los últimos avances tecnológicos, con la  utilización de brackets deautoligado (Sistema Damon). Este sistema presenta como principales ventajas un bracket de pequeño tamaño, muy discreto, y que  no precisa ligaduras. Ésta es la causa de que se produzcan menos llagas y rozaduras en la boca, resultando más cómodos que los brackets metálicos tradicionales. El hecho de no usar ligaduras y su pequeño tamaño también favorece la higiene dental. Acelera el movimiento dentario acortando el tiempo total de tratamiento al conseguir reducir la fricción entre los diferentes componentes del sistema. Los arcos de alambre utilizados en este sistema son de última generación y consiguen un movimiento dentariomás eficaz y en menos tiempo.

Los alineadores transparentes son una tecnología innovadora, totalmente digitalizada, consiguiendo así una máxima precisión gracias al uso de alineadores activos  que ejercen una ligera presión enderezando los dientes de forma progresiva, sin necesidad de brackets ni alambres. Son prácticamente invisibles. Son removibles, por lo que te los puedes retirar para comer, para mantener una buena higiene bucal, y no llevarlos durante ocasiones especiales como bodas, reuniones importantes, etc. Cada alineador controla el grado de movimiento deseado. La duración total del tratamiento depende de su complejidad.

Somos especialistas en ortodoncia invisible y en ortodoncia de última generación.